PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
RECETARIO
Comidas sanas para niños de hoy
E BOOK
Ejercicios básicos para el embarazo
SUS PRIMERAS PALABRAS
Lenguaje como aspecto fundamental de la supervivencia
Después de los 6 o 7 meses comienza a identificar las primeras nociones de significados y sentidos del lenguaje.
RELACIONADAS
Ejercicios para la memoria
Problemas de lenguaje
¿Ya tienes el nombre del bebé?
El signo zodiacal de tu bebé

En general, los seres humanos al momento de nacer tenemos todas las estructuras y el potencial de desarrollar el lenguaje verbal y no verbal. Incluso existen ciertas teorías que afirman que nuestra especie está diseñada para hacer uso del lenguaje como aspecto fundamental de la supervivencia. Sin embargo, esta capacidad no existe si no hay las condiciones que la propicien. Necesitamos que exista la estimulación necesaria para poder poner en práctica y ejercitar dicha habilidad hasta dominarla y perfeccionarla.

Nuestra forma primaria de comunicarnos es el llanto, de tal manera que cuando somos recién nacidos si tenemos frío lloramos, al igual que si tenemos hambre o si algo nos incomoda o nos duele. Pero poco a poco, nuestro llanto genera en los demás diferentes reacciones dependiendo de la situación y actúan en consecuencia: me dan de comer o me cambian el pañal, de modo que un bebé observa y asimila estas pequeñas y sutiles relaciones que se van estableciendo para después dar lugar a un llanto más eficiente, discriminado y selectivo. Ahora un bebé ya llora diferente cuando tiene sueño que cuando algo le dolió. De igual forma se van moldeando tanto las miradas como los gestos, las sonrisas o los pucheros. Estos pequeños cambios son los precursores del lenguaje hablado y es importante que un bebé reconozca cómo sus cambios influyen en su entorno y en las personas que lo rodean para que pueda, en su momento, controlar y ejercitar su lenguaje expresivo verbal.

Después el bebé comienza a emitir sonidos guturales y luego vocales de un solo sonido o sílaba que, al principio serán repetitivos pero ésta acción es útil para ir identificando entonaciones e incluso reacciones de los demás ante sus balbuceos. El logro y la motivación son claves en este salto: cada avance y acierto vocal del bebé que tenga un significado social se verá recompensado con afecto y atención. Esto irá reforzando los esfuerzos expresivos del pequeño: si mami lo abraza cuando él emite un “maaa-maaa-maaa-maa”, buscará repetirlo hasta perfeccionar un “mamá”.

Es hasta después de los 6 o 7 meses cuando identifican las primeras nociones de significados y sentidos del lenguaje así como el entendimiento de los ritmos en una conversación: balbucean y esperan a que alguien les responda y luego vuelven a tomar su turno. ¿Qué ejercicios son recomendables para estimular esta capacidad?:

-          Repite el nombre de las personas, objetos y situaciones comunes y significativas. De forma lenta, firme y tantas veces como sea necesario. Cuando comience a imitarte, exagera tu gesticulación al separar lentamente las sílabas y festeja cada avance.

-          Cántale canciones y de preferencia juega y haz gestos mientras lo haces, anímalo a que te imite.

-          Habla mucho con él y permite que esté atento a las pláticas en familia, intégrenlo a las conversaciones familiares cuando él demuestre interés en ello.

-          Lee para él. Esto es un buen ejercicio que ayudará en todas las etapas presentes y futuras de su expresión verbal.

-          Usa onomatopeyas, son sencillas, familiares y facilitan el entendimiento (chin, saz, guau, miau, pio, shh, pprrr, rrr, etc.)

-          Házle muchas preguntas sobre todas sus actividades (¿dónde quedó el carrito?, ¿ya quieres que te cambie el pañal?, ¿viste al perrito?, ¿escuchaste al pajarito?, etc.)

La estimulación constante dará resultados efectivos en tu bebé.


Comments (0)



COMENTAR




Comentario:





DE INTERÉS
D.R. 2012 Derechos Reservados Mimamibb